FERNANDO  TEJEDA

ANTUCO




FOTOS DE ANTUCO  -  FOTOS VON ANTUCO

EDUARD POEPPIG (1798-1868)

"Reise in Chile, Peru und auf dem Amazonenstrome, während der Jahre 1827-1832"
"Unterwegs in den Anden von Antuco (1828)"

"Wenn ein kurzes Gewitter den Vulkan mit neuem, reinem Schnee belegt hat, und eben die Zeit des Vollmonds eingetreten ist, mag man an des Kegels Seiten ein vierfaches Licht im wunderbarsten Spiele beobachten. Während der noch tief verborgene Mond die Umrisse des beschneiten Gipfels scharf abzeichnet, auf der äussersten Spitze noch ein paar Strahlen des letzten Abendrotes spielen, steigt feierlich der ruhige Glanz aus dem Innern des Berges in die Höhe, und die Laven glühen rot auf der unerleuchteten Westseite. Wenn aber gleichzeitig leichte Wolken über die Spitze ziehen, entwickelt sich ein Schauspiel, das Niemand je mit Worten zu beschreiben unternehmen möge, und das den grössten aller Maler zur Verzweiflung bringen müsste, denn was irgend das Licht des Mondes, des wiederglänzenden Schnees, des vulkanischen Feuers und der Abendsonne einzeln Grossartiges hervorzubringen vermögen, vereinigt sich hier zu einem Ganzes."

Eduard Poeppig, Mediziner und Botaniker. Professor an der Universität zu Leipzig. 1828 forschte er 6 Monate in Antuco, Chile.



"Viaje a Chile, Perú y a las corrientes del Amazonas, durante los anos 1827-1832"
"Viaje a los Andes de Antuco (1828)"

"Cuando una breve tempestad eléctrica cubre el volcán con la nieve nueva y pura y ha comenzado la época del plenilunio, se puede observar en los flancos del cono, un maravilloso juego de cuatro colores. Mientras la luna, oculta aún muy abajo, destaca nitidamente los contornos de la cima nevada, y todavía se reflejan los últimos arreboles en la cumbre más alta, se eleva solemnemente el tranquilo brillo desde el interior del cerro, y las lavas ostentan su candente rojo sobre el flanco occidental no iluminado. Si ahora aparecen simultáneamente algunas ténues nubes sobre la cumbre, se desarrolla un espectáculo que jamás nadie será capaz de describir en palabras y que sería la desesperación del más grande de los pintores, pues todo el encanto que de por sí son capaces de producir la luz de la luna, los reflejos de la nieve, el fuego volcánico y los últimos rayos solares, está reunido aquí en un sólo conjunto."

Eduard Poeppig, médico y botánico. Profesor de la Universidad de Leipzig. Hizo investigaciones y vivió en Antuco, Chile durante 6 meses, en 1828.

Eduard Poeppig - Volcán Antuco

Eduard Poeppig - Escalera del Diablo, Antuco

Eduard Poeppig - Fuerte Tvun Leuvu, Antuco

Eduard Poeppig - Valle Sierra Velluda, Antuco

CHARLES DARWIN (1809-1892)

"Reise eines Naturforschers um die Welt" (1831-1836)

..."Die niederen Klassen der Bewohner von Talcahuano glaubten daß das Erdbeben durch ein paar alte Indianer-Weiber veranlaßt worden sei, welche vor zwei Jahren infolge einer ihnen widerfahrenen Beleidigung den Vulcan von Antuco verstopft hätten. Dieser alberne Glaube ist deshalb merkwürdig, weil er zeigt, daß die Erfahrung sie zu der Beobachtung geführt hat, daß zwischen der unterdrückten Tätigkeit der Vulkane und dem Erzittern des Bodens eine Beziehung besteht."

04.März 1835

"Viaje de un Naturalista alrededor del mundo" (1831-1836)

."Los habitantes de las clases bajas de Talcahuano, creían que el terremoto había sido causado por un par de indias viejas, que dos años atrás habían ofendido al Volcán Antuco, por lo que este se había tapado. Esa tonta creencia, resulta asombrosa, porque demuestra que la experiencia los había llevado a la observación de que entre la actividad reprimida de los volcanes y el movimiento de la tierra existe una relación."

04 de Marzo, 1835

JULES VERNE (1828-1905)

"Die Kinder des Kapitäns Grant"...

 -"Können Sie uns einen anderen Paß vorschlagen?" fragte der Major.-"Gewiß" antwortete Paganel, "und zwar de Paß von Antuco: er liegt an einem vulkanischen Abhang auf dem 37. Grad 30 Minuten Breite, also einen halben Breitengrad von unserem Weg entfernt...-"Gut", sagte Glenarvan, "aber kennen Sie diesen Antucopaß, Capataz?"-"Gewiß, Mylord, ich habe ihn überquert, und wenn ich ihn vorgeschlagen habe, so deshalb, weil er bestenfalls ein Weg für Viehherden ist, der von den indianischen Hirten der Osthänge benutzt wird".-"Nun, mein lieber", antwortete Glenarvan, "dort, wo die Stuten-, Schaf- und Rinderherden der Pehuenches die Berge überqueren, werden wir es auch tun. Da uns der Paß von Antuco in der gewünschten Richtung hält, haben wir ihn gewählt".


"Los Hijos del Capitán Grant"

..."¿Nos puede Ud. proponer otra pasada?" preguntó el mayor. -"Ciertamente" contestó Paganel, "el Paso de Antuco: Queda en una cuesta volcánica a una latitud de 37 grados y 30 minutos, es decir, a medio grado de nuestro camino…" -"Bien", dijo Glenarvan, „¿Pero conoce Ud. ese Paso de Antuco, capataz?“ -"Ciertamente, mi señor, yo lo he atravesado y si lo he recomendado, es porque en todo caso, es un camino que usan los pastores indios del lado Este para su ganado.“ -"Bien, mi estimado", contestó Glenarvan,“ allí por donde las yeguas, ovejas y bueyes de los Pehuenches atraviesan los cerros, pasaremos también nosotros. Ya que el Paso de Antuco nos lleva en la dirección deseada, lo elegiremos."



Download.pdf

HIMNO DE ANTUCO / HYMNE VON ANTUCO

Texto: LUIS TEJEDA OLIVA
Música: RAMON PARRA ROMAN

Antucano, demuestra altivez!
La del rojo y fulgente arrebol
como el hualle, el quillay y el ciprés
somos hijos del agua y el sol.

Se despeña el torrente del Laja
por la sierra cortada a pico
blanca fuerza impetuosa que baja
a dar brillo a la luz de Abanico.
_______________________________

Son tus aguas rumor de turbina
manantial de riqueza profunda
que después de dar brillo a la usina
hace fértil la tierra y fecunda.

Nos da el puelche bravura y pasión
al cruzar por la falda desnuda
el volcán, energía y acción
y grandeza la Sierra Velluda.

Antucano demuestra ...............

Mece el lago sus aguas gallardas
y al vaivén de sus ondas en flor
se desliza una suave abutarda
a soñar un poema de amor.

Como el cóndor que besa las nubes
se alza el canto de nuestra esperanza
como el puma que ruge en Rucue
demostremos valor y pujanza.

Antucano, demuestra altivez!
La del rojo y fulgente arrebol
como el hualle, el quillay y el ciprés
somos hijos del agua y el sol!

CUENTOS DE ANTUCO (selección)

Escritos por Don LUIS TEJEDA OLIVA en 1955, para sus hijos.

Los patos forman una Escuela Naval en Antuco y nombran Almirante a Fernando.

Los patos de Antuco
están alarmados:
va seco el estero
que cruza el poblado.

Quisieran los patos
nadar y nadar
sumirse en el agua
llegar hasta el mar.

Difícil hacerlo
si están desunidos:
si lo hacen de a uno
van todos perdidos.

Se juntan entonces
bajo del peral
y acuerdan formar
una Escuela Naval.

Saben que Fernando
es de buen corazón
y buscan su ayuda
en esta ocasión.

Fernando feliz
sale a buscar patos
y junta dos mil
en muy poco rato.

Los forma en el patio
como un Regimiento.
Los patos felices
ríen de contento.

Con hojas de trébol
bordadas de lino
les teje la Moma
sus gorros marinos

Por si viene el zorro
se arman con dardos
que hace Fernando
de espinas de cardos.

A Fernando nombran
Jefe y Almirante.
Acepta Fernando
y marcha adelante.

Sombrero de punta
botones dorados
y un sable en la mano
de hierro pintado.

Con aire marcial
se van hacia el Laja.
Como van armados
nadie los ataja.

Fernando se acuerda
que no sabe nadar.
Y sólo por el río
se llega hasta el mar!

Entonces el pato
más grande y más gordo
le dice a Fernando
que suba a su bordo.

Montado en el pato
navega en el río
y llega hasta el mar
con fuerza y con brío.

Le siguen los patos,
aplaude la gente
y vuelve Fernando
nombrado Intendente.

Fernando quiere el burro de Tatay.
Manquel va a buscarlo en su avión y lo trae en un anzuelo.

Fernando quería
el burro de Tatay
que estaba a la sombra
de un viejo quillay.

El lomo de plata,
la frente plomiza,
como un caballito
envuelto en ceniza.

El burro trabaja
de día y de noche
repartiendo carga
en un carricoche.

Y ahora ,agotado
de este guirigay,
descanza a la sombra
del viejo quillay.

El pobre borrico
contempla abatido
las bellas torcazas
que vuelan al nido.

Vuelan los gorriones,
cantan los chiríos,
y en lo alto de un roble
le silva un pitío.

En las soledades
de la noche inmensa,
mientras otros duermen
el borrico piensa.

Piensa en los burritos
en su casa pobre,
donde ni siquiera
hay pasto salobre.

Por eso trabaja
el pobre jumento,
para que sus hijos
tengan alimento.

Fernando lo quiere
para un carrusel.
Que gire el burrito
montado por él!

Manquel, piloteando
su rápido avión,
se eleva en el aire
como una ilusión.

En paracaidas
coloca un anzuelo,
en pasto lo envuelve
y lo lanza al suelo.

Va tras la comida
el burro con hambre
y por comer pasto
se traga el alambre.

Rápido Manquel
vuela más arriba
y tira el cordel
del paracaidas.

Y va hacia Fernando
llevando en su vuelo
al burro clavado
del pérfido anzuelo.

Fernando apenado,
le da más comida;
le saca el anzuelo,
le cura la herida.

Y luego le ofrece
si va al carrusel
humitas que tienen
albahaca y clavel.

El burro le acepta
feliz, a Fernando,
y ahí van los dos
girando y girando.

En la Villa de Antuco aparece el Cuco.
- Los niños le tienen miedo y Fernando resuelve matarlo.-
Domingo y José, hijos del maestro Jelvez, le ayudan.

Bajó de Peluca
el terrible Cuco
a comerse niños
al pueblo de Antuco.

Las madres lloraban
con mucha razón
al ver este Cuco
más fiero que el león.

El Profesor Paz
-su Escuela de Antuco-
no tenía niños
por temor al Cuco.

El Cuco tenía
la cara de gallo
cola de culebra
cuerpo de zapallo.

Orejas de burro,
bigotes de gato,
naríz de salmón
y patas de pato.

Brazos muy peludos,
cuernos de chivato,
piernas de oso pardo
y exelente olfato.

Las viejas decían
que el Cuco de noche
se come a los niños
cuando meten boche.

Fernando Tejeda
no le teme al Cuco
y quiere salvar
los niños de Antuco.

Se llena el bolsillo
de arvejas con bruco
y parte -fachoso-
a matar al Cuco.

Dispara con honda
arvejas por balas.
El Cuco se burla
de balas tan malas.

Entonces Fernando
resuelve encontrar
un arma secreta,
mejor que nuclear.

Y piensa que tiene
que ir a buscar
disfraces de tigre,
de león y jaguar.

Disfraza a José
de tigre guatón,
y viste a Domingo
con cueros de león.

y el propio Fernando
se pone a saltar
metido en un lindo
disfraz de jaguar.

Armados de palos
acuerdan partir
con una consigna:
"Vencer o morir".

Encuentran al Cuco
bajando la Escuela.
Los tres son valientes...
Ninguno se hiela.

El Cuco los mira
y al ver tanta fiera,
emprende la fuga
en velóz carrera.

Después de una hora
de mucho correr,
al Pilque se sube
para no volver.

Manquel en su avión
lo obliga a bajar
y a punta de bombas
lo quiere matar.

La Moma asustada
lo mira pasar
y el tigre José
lo sale a atajar.

Fernando y José
le dan tal paliza
que a ratos parece
que el Cuco agoniza.

Y luego Vidal
con Doña Carlina
le dan muerte al Cuco
como a una gallina

La Nena feliz
por el niño Fernando
se pone a bailar
y sigue bailando.

Fernando Tejeda gründet 1992 mit einige Freunden, die „Bewegung für den Umweltschutz, Antuco“

Fernando Tejeda funda en 1992, con un grupo de amigos, el „Movimiento por la Defensa del Medioambiente, Antuco“.

El Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda leyendo de su libro „Canción de Gesta“, el 14 de Febrero de 1961, día en que leyó en Antuco, Abanico y Los Ángeles.

Anotaciones de Pablo Neruda escritas en la primera página de „Canción de Gesta“, en donde menciona los lugares de los recitales en donde leyó de ese libro.

Pablo Neruda y su esposa Matilde Urrutia en la casa de la Familia Tejeda, en Antuco.

Kontakt - Contacto

GERMANY
Tel. : 00-49-69-434011
info@fernando-tejeda.de

Der Maler Fernando Tejeda ist nicht bei Facebook - El pintor Fernando Tejeda no está en Facebook

IMPRESSUM

Fernando Tejeda prüft und aktualisiert die Informationen auf seinen Webseiten ständig. Trotz aller Sorgfalt können sich die Daten inzwischen verändert haben. Eine Haftung oder Garantie für die Aktualität, Richtigkeit und Vollständigkeit der zur Verfügung gestellten Informationen kann daher nicht übernommen werden. Gleiches gilt auch für alle anderen Webseiten, auf die mittels Hyperlink von der www.fernando-tejeda.de verwiesen wird. Fernando Tejeda ist für den Inhalt der Webseiten, die aufgrund einer solchen Verbindung erreicht werden, nicht verantwortlich. Diese Erklärung gilt für alle innerhalb unseres eigenen Internetangebotes gesetzten Links und Verweise. Die Reproduktion und Nutzung der Werke von Fernando Tejeda sind ohne seine schriftliche Genehmigung verboten. Pressemedien dürfen die Werke benutzen, wenn es sich um Berichte über den Urheber handelt. Des Weiteren behält sich Fernando Tejeda das Recht vor, Änderungen oder Ergänzungen der bereitgestellten Informationen vorzunehmen.

AVISO LEGAL

Fernando Tejeda verifica y actualiza la información en su sitio web. A pesar de todo , los datos pueden haber cambiado. Una responsabilidad o garantía por la actualidad, exactitud e integridad de la información proporcionada no se puede asumir. Lo mismo se aplica a todos los demás sitios web que se enlacen a través de la dirección www.fernando-tejeda.de. Fernando Tejeda no es responsable del contenido de las páginas web que sean enlazadas. Esta declaración se aplica a todas nuestras referencias y enlaces de Internet. Fernando Tejeda es propietario legal del Derecho de Autor (c) de todas sus obras. La reproducción o uso de ellas, por cualquier medio técnico, es posible, en cualquier lugar del mundo, sólo con la autorización por escrito del autor. Los órganos de prensa de cualquier índole, quedan liberados de esta obligación, cuando se trate de ilustrar temas referentes a su autor. Fernando Tejeda se reserva el derecho de realizar cambios o adiciones a la información proporcionada.

©  2018  fernando-tejeda.de